En mayo seguimos nuestro viaje: en busca de los ganadores

Invertir es una curiosa mezcla de arte y ciencia. Es un mundo en el que conviven el trading algorítmico extremadamente rápido junto con anticuados refranes y dichos que se instalaron hace décadas en este mundo. Los estudios de finanzas conductuales llaman la atención sobre la importancia de la "heurística". El concepto hace alusión los atajos mentales o reglas generales que rebajan la carga cognitiva en la toma de decisiones.

El dicho "vende en mayo y vete, y vuelve el día de San Leger" es muy conocido en los círculos de inversión. Este consejo podría resultar atractivo tras el buen comportamiento que han registrado los mercados de renta variable mundiales en lo que llevamos de 2019. En términos generales, los activos de riesgo han tenido su mejor comienzo de año desde la crisis financiera de 2008. Por ejemplo, para el Índice S&P 500 de EE.UU. este es su cuarto mejor inicio de ejercicio en los últimos 92 años, superado tan sólo por 1943, 1975 y 1987.

La pregunta es si ha llegado el momento de tomar beneficios. De hecho, hay argumentos que justifican una reevaluación del análisis entre algunos de los activos que han mostrado una mejor rentabilidad en este tiempo. Los mercados de bonos corporativos ya no son tan atractivos como hace unos meses. Por otro lado, hay una serie de valores tecnológicos de primer nivel que están tropezando en el mercado debido al peso que ejercen sus expectativas. El mercado de acciones chinas clase A ha crecido cerca de un 30% en lo que va de año, gracias a la esperanza de recuperación de la actividad económica en el país. Sin embargo, posteriormente el activo se ha visto empujado de su pedestal tras los adversos tweets del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre el estado de las conversaciones comerciales entre EE.UU. y China. A este factor hay que sumar las señales contradictorias de los responsables políticos chinos sobre el nivel de apoyo que tenían que prestar.

Un segundo refrán advierte que "es mejor viajar que llegar". En nuestra opinión, hay potentes razones para creer que el viaje no ha terminado. En los mercados de renta variable mundiales, las perspectivas siguen siendo favorables en lo que se refiere al ciclo de beneficios, el contexto político y el posicionamiento de los inversores.

La temporada de resultados del primer trimestre de EE.UU. ha sido generalmente alentadora, ya que un gran porcentaje de compañías han superado las expectativas de los analistas. Aunque el crecimiento anual se sitúa en el rango del 2 y el 3%, las empresas esperan un mayor crecimiento en el futuro. Esto está aumentando la confianza del mercado de renta variable.

Entre tanto, los datos económicos de Asia y Europa en el primer trimestre se han estabilizado. Mientras que el sector manufacturero siga en recesión, el estímulo político debería poner fin a esta situación. Esperamos mejores cifras económicas en las próximas semanas y meses.

Además, las encuestas sugieren que en la actualidad un gran número de inversores todavía se mantienen muy cautelosos en sus posicionamientos. Los niveles de efectivo se han reducido, pero siguen por encima de la media. Las carteras globales suelen estar infraponderadas en mercados más cíclicos como Europa. Lo mismo puede decirse de los mercados más sensibles desde el punto de vista político, como el Reino Unido.

El conflicto comercial entre Estados Unidos y China es un buen ejemplo de los problemas que pueden surgir durante cualquier viaje.. Los inversores se sintieron aliviados ante la garantía de que las conversaciones comerciales iban por buen camino, por lo que los últimos tweets de Trump han provocado un shock. Por supuesto, todavía no se han resuelto los graves desacuerdos sobre la propiedad intelectual, pero un eventual acuerdo beneficiaría a ambos gobiernos. La guerra comercial ha sido un impedimento para la toma de decisiones de inversión. Su eliminación debería, como mínimo, ser positiva para el sentimiento de los inversores.

En definitiva, nuestro último refrán es "quédate con tus ganadores". Teniendo esto en cuenta, aunque hemos reducido nuestra exposición general a los activos de riesgo, nuestra postura no es defensiva. A medida que el viaje continúa, buscamos oportunidades de compra más que de venta.

RISK WARNING

The value of investments, and the income from them, can go down as well as up and you may get back less than the amount invested.